¿Cuál es la diferencia entre un tumor maligno y benigno?

La diferencia entre un tumor maligno y uno benigno es que los malignos pueden invadir tejidos adyacentes y sus células pueden diseminarse por el cuerpo, a través de la circulación sanguínea o linfática, y así crecer en partes lejanas de su origen, dando lugar así a otro tumor maligno. Este proceso es denominado metástasis.

Los tumores benignos, por su parte, aunque pueden llegar a ser bastante grandes, no presentan riesgo de metástasis y no invaden tejidos cercanos. Por lo general, sus células crecen lentamente, como sucede con los tejidos normales. Cuando son removidos, no suelen volver a crecer y el paciente queda curado, mientras que, en los malignos, es común que reaparezcan.

Los tumores malignos suelen no ser más que una masa tumoral, rodeada por tejidos adyacentes comprimidos. Se manifiestan por medio de la ocupación de espacio y compresión.

El tumor maligno caracteriza al cáncer, que quiere decir “cangrejo” en latín, probablemente por la forma obstinada en la que, como un cangrejo, se prende de su huésped o debido a la semejanza en apariencia que guarda con el animal

La cura de los tumores malignos depende principalmente del diagnóstico precoz y del tratamiento adoptado por el oncólogo.

¿Cuál es la diferencia entre un tumor maligno y benigno?

1 thought on “¿Cuál es la diferencia entre un tumor maligno y benigno?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *