Urticaria: qué es y sus causas

¿Qué es?

La urticaria se caracteriza por la aparición acelerada de lesiones cutáneas conocidas como habones (ronchas), que son lesiones enrojecidas, elevadas y que causan un picor extremo. Las lesiones suelen ser de corta duración (menos de 24 horas).

Puede ser clasificada de acuerdo con el tiempo de duración como aguda, cuando dura menos de seis semanas, o crónica, cuando presenta una duración superior a seis semanas.

¿Qué causa urticaria?

La urticaria puede tener diversas causas, como:

  • Inmunes:
    • Inducida por antígenos: alergia a medicamentos, insectos y alimentos;
    • Mediada por anticuerpos: urticaria al frío, dermografismo sintomático y urticaria solar;
  • Físicas:
    • Dermografismo: surgimiento de lesiones 1 a 5 minutos después de la aplicación de fuerza mecánica sobre el cuerpo;
    • Urticaria de presión tardía; surgimiento de lesiones después de 3 a 8 horas de la aplicación de la fuerza;
    • Urticaria de contacto con el frío;
    • Urticaria de contacto con el calor;
    • Urticaria solar;
    • Urticaria vibratoria;
  • Asociada a infecciones:
    • Virales: hepatitis A o B, citomegalovirus, virus coxsackie;
    • Bacterianas: pylori, estreptococos;
    • Fúngicas: Trichophyton sp, Candida sp.
    • Parásitos: giardiasis, ascaridiasis, estrongiloidiasis, amibiasis;
  • Asociada a enfermedades internas, como tumores y sarcoidosis.
  • Tipos especiales: urticaria colinérgica, urticaria adrenértica, urticaria de contacto (alérgica o pseudoalérgica), urticaria acuagénica.

El diagnóstico de la urticaria es clínico y la determinación de la causa puede ser difícil, pues depende en gran medida de la percepción del paciente sobre los hábitos, medicamentos o alimentos que pueden ser desencadenantes. Se debe siempre investigar posibles causas infecciosas y autoinmunes, así como la asociación con otras enfermedades, especialmente hematológicas.

El tratamiento puede ser difícil; normalmente consiste en la administración de antihistamínicos y en retirar los factores desencadenantes. En casos más complicados se podrán emplear otros medicamentos.

El diagnóstico y tratamiento de los cuadros crónicos debe ser realizado por el dermatólogo. En caso de sospecha de urticaria, consulte a un dermatólogo.

Urticaria: qué es y sus causas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *